ESCALADA

2017-01-18-10-54-15

FUNDAMENTOS DE LA ESCALADA

  • ESCALADA LIBRE: Aquella en la que tan sólo utilizamos nuestros pies y manos para progresar. Todo el equipamiento que empleamos se utilizan para detener una posible caída pero nunca para agarrarnos a ellos y superar las dificultades.
  • Cuando alguien sube por un lugar de la pared por donde nunca antes había subido nadie se dice que ha abierto una VÍA. Una vía de escalada no es más que un itinerario o ruta determinada. Cada pared suele tener diferentes vías, cada una con unas dificultades particulares.
  • Consejos :
    • Mantener en todo momento 3 apoyos.
    • Centro de gravedad cerca de la pared.
    • Peso del cuerpo sobre ambos pies, las manos estabilizan la posición.
    • Brazos no deben estar muy estirados.
    • No realizar pasos muy grandes.
    • Relájate, sobre todo la mano o pie que no esté trabajando en ese momento.
    • Busca los agarres que mejor te sirvan en cada momento.
    • Decide a donde te diriges; planea tu ruta con antelación.

TIPOS DE TREPAS Y ESCALADA SOBRE ESPALDERAS

Elementos de seguridad: suelo cubierto de colchonetas, un agarre seguro de las cuerdas a las espalderas y una incitación a la reflexión de los niños.

Los diferentes tipos de trepas y escalada sobre espalderas, llevadas a cabo, han sido:

1.- El más fácil, pasar las espalderas de forma libre de izquierda a derecha, o de derecha a izquierda.

2.- De lado a lado, utilizando una sola mano y los dos pies.

3.- De lado a lado, utilizando las dos manos y un solo pie.

4.- Atar una cuerda arriba de la espaldera y subir a ella sin tocar la espaldera con las manos, hasta llegar al final de la cuerda. También se puede hacer del mismo modo al bajar.

5.- Atar varias cuerdas en la parte superior de varias espalderas. El niño tiene que trepar de lado a lado pudiendo coger con las manos, solamente las cuerdas fijadas a las espalderas.

6.- Un banco sueco inclinado enganchado a la espaldera. Se ata una cuerda arriba, y se realiza la trepa, o la escalada, por el banco sueco agarrando la cuerda.

7.- Igual que el anterior, pero en lugar de subir se baja agarrado a la cuerda.

8.- Misma disposición que las dos anteriores, pero en esta ocasión, se sube sin agarrarse a la comba, solamente al banco. La bajada también se puede realizar de este modo, pudiendo utilizar el banco en modo de tobogán.

9.- Se ata una cuerda, lo bastante fuerte para soportar el peso de varios niños, entre dos espalderas de manera paralela al suelo. Cuando los niños llegan a este tramo, solamente pueden coger la cuerda para avanzar sobre las espalderas.

10.- Misma disposición que el anterior, aunque la cuerda debe estar a menor altura, cuando se llegue a la cuerda, son los pies los que no pueden utilizar las espalderas.

11.- Se coloca un aro entre espalderas para que los niños tengan que pasar entre ellos. Éstos se colocan en diferentes posiciones y diferentes alturas a lo largo del recorrido.

12.- Misma disposición pero le añadimos cuerdas agarradas a las espalderas, de tal modo, que tienen que pasar entre los aros pudiendo utilizar las cuerdas como agarre de las manos solamente.

13.- Misma disposición que el anterior, pero en esta ocasión, en lugar de tener las cuerdas que sirven de agarre, colgando de arriba a abajo, se pone una gran cuerda paralela al suelo.

14.-  Se pone una gran cuerda horizontal al suelo a una altura baja. En el mismo recorrido se colocan diferentes combas colgando de arriba a abajo. Cuando el niño llega a este tramo no puede utilizar, ni las manos ni los pies, sobre las espalderas.

15.- Establecer diferentes señales en las espalderas con cintas de colores (cinta de carrocero  o cinta aislante), de tal forma que el niño solamente pueda poner manos y pies en esas señales. Dependiendo del color, o colores, que pongamos sobre las espalderas, podemos ir haciéndolo cada vez más restrictiva y difícil la escalada. Primero valdrían todos los colores y por último solamente uno de ellos (este tipo de trepa, que se asemeja más a la escalada, no se ha realizado este año, sino que lo dejamos para cursos más avanzados: 5º y 6º). En este tipo, la escala cognitiva del niño toma mayor protagonismo, al tener que pensar y visualizar los movimientos antes de realizarlos.

JUEGOS DE TREPAS Y ESCALADA SOBRE ESPALDERAS

 1.- Juego del Caos. La clase se divide en dos, y cada grupo se coloca a una parte de las espalderas. El juego consiste en que al mismo tiempo, ambos grupos deben intentar pasar de un lado a otro. De este modo se formará un “barullo” en el centro de las espalderas y se requerirá de un continuo ajuste postural para seguir avanzando y conseguir llegar al otro extremo.

2.- ¡Cuidado si te dan! En este juego, un grupo de niños está realizando cualquiera de los tipos de trepas descritos anteriormente, mientras otro grupo les lanza pelotas de gomaespuma a una distancia prudencial, marcada con bancos o combas. De este modo se le imprime al juego una incertidumbre mayor e implicación cognitiva. También aumenta la tensión de realizar las trepas y escalada atendiendo a otros factores externos.

3.- En pareja. Pasar de un lado a otro de las espalderas en pareja cogidos de la mano. Este desplazamiento en pareja se puede complicar en base a los tipos de trepas que hemos visto anteriormente, y nos serviría para explicar la importancia que tiene en la escalada los tres apoyos.

4.- ¡Cambio de ropa! Por parejas, colgados en las espalderas, intentan hacer un intercambio de prendas (fáciles de poner y quitar). Nos puede servir, en niveles más avanzados para reflexionar sobre la importancia de los apoyos.

5.- ¡Al pañuelo sobre espalderas! Se juega de la misma forma que el tradicional juego del “pañuelo”. Se hacen dos equipos y uno a cada lado de las espalderas. Cuando se diga un número los niños salen y se suben a las espalderas en busca del pañuelo, el cual, estará en el centro. El desplazamiento sobre las espalderas se puede complicar dependiendo del nivel y edad del grupo, y en base a los tipos de trepas sobre espalderas que hemos visto anteriormente: de forma libre, apoyándose solo en los lugares con marcas, poniendo una cuerda paralela al suelo, con cuerdas que cuelgan desde lo alto de las espalderas, etc.

6.- ¡Relevos en vertical! Las típicas carreras de relevo, pero sobre las espalderas.

7.- ¡Escondite inglés! El juego de “1, 2, 3 escondite inglés” realizado sobre las espalderas. En este juego el desplazamiento puede ser libre, o también se pueden utilizar diferentes formas de trepas vistas anteriormente.

8.- ¡A por el pañuelo de atrás! Cada alumno lleva un pañuelo colgado del pantalón por la parte de atrás. Todos colgados sobre las espalderas. En un tiempo determinado hay que intentar hacerse con el mayor número de pañuelos que se pueda.

9.- Cruza el cruce. Se divide la clase en cuatro grupos de igual número. Se ponen cuatro bancos suecos en forma de cruz. Cada equipo en la punta de uno de los bancos suecos. El objetivo es intentar pasar al lado opuesto. El niño que se caiga vuelve a empezar. Éste juego resulta bastante divertido y motivante al suponerles un auténtico reto a los niños.

10.- ¡Los cansinos sube y baja! Varios compañeros situados en las espalderas a modo ser molestos. Los alumnos cansinos solo se pueden desplazar de arriba a abajo y viceversa. El resto de alumnos intenta pasar de de izquierda a derecha las espalderas, de modo que se toparán con los cansinos repartidos por las espalderas, y tendrán que intentar salvarlos y pasarlos. Si alguno de los que intentan pasar de izquierda a derecha se cae, cambia de rol con uno de los cansinos.

11.- ¡La gallinita ciega sobre espalderas! Uno se la queda y se venda los ojos. El resto de niños está subido sobre las espalderas. La gallinita ciega debe intentar tocar a alguien. Si lo consigue cambio de rol.

12.- ¡Nombres o números! En lugar de hacer el juego de expresión corporal de realizar letras o números sobre el suelo con el cuerpo, lo podemos hacer sobre las espalderas. Juego cooperativo de gran interés. Ideal fotografiar lo que han hecho para perfeccionar el mensaje, o para que vean lo bien que les ha salido.

Anuncios